10.- EL NARCOMENUDEO, AVANCE SILENCIOSO

Aún no terminamos por dimensionar el fenómeno del narcomenudeo, todavía hay muchos funcionarios de seguridad que lo ven como un negocio fácil, rápido y sin riesgo.

Pensamos, como lo hacíamos en la década de los 80s que el consumo de drogas ilegales en México era un mito, que el país solo servía de tránsito para aquellos mercados voraces, quizás, por ello, muchos policías judiciales federales (en ese entonces) y narcotraficantes clásicos, de primera o segunda generación les preocupaba poco el desenlace del consumo…. Al final, “se hace daño quien consume, se desarticulan las familias y las sociedades pero no en México”, me supongo que pensaban.

Sabían de la existencia o eran parte de los cuatro grandes cárteles en México, aseguraban que lo único que se quedaba en el país eran los dólares. Al paso del tiempo, esas estructuras verticales se convirtieron en 07, luego en 09 y en el inicio del nuevo milenio se rompen esas y otras organizaciones criminales creando células delictivas horizontales, diversificadas en negocios ilícitos, entre estos la piratería, el tráfico de personas y, por supuesto, el narcomenudeo.

Se decía en la década de los 90s y principios de éste siglo, que muchos líderes de organizaciones criminales clásicas habían dejado de tener el control del tráfico ilegal de drogas a pequeña escala, inclusive, un procurador se atrevió a asegurar que existían más de 500 grupos dedicados al narcomenudeo.

Para el sexenio anterior e inicio de éste, al parecer se recomponen los grupos delictivos y buscan tomar el mando de sus distintas rutas de trasiego de drogas, con la salvedad de querer controlar ahora el consumo, algo así como centralizar el negocio o “deschangarrizar” la venta última de droga, por ello la violencia y los reacomodos de criminales de poca monta en niveles importantes de decisión; sicarios que se convierten en jefes de cartel; grupos delictivos que son “flor de un día”; cárteles clásicos que se dividen y subdividen por desacuerdos internos; entre otros fenómenos que percibimos en las decenas de “narcomantas” que hemos leídos en los últimos años.

Actualmente México, y la Ciudad en primera línea, representan “ya”, un mercado importante de consumo donde confluyen todos, si no es que la mayoría de los cárteles mexicanos. Para muchos de éstos, el mercado nacional es aún más atractivo que el internacional, se evitan riesgos innecesarios a lo largo y ancho de las rutas que llevan a la frontera, a los conflictos por el tránsito en territorios ajenos (de gobierno y de grupo delictivos) y en un mercado de consumo potencial, muchas veces aislado bajo una red institucional de protección en las colonias, en las escuelas y hasta en los centros laborales donde no solo es compleja su detección sino la propia prevención para el consumo y, por supuesto la investigación.

Por ello, la gran cifra oculta de su existencia y los pocos estudios profundos que puedan posicionar el fenómeno desde una perspectiva multidisciplinaria; salud, sociedad, economía, entre otros, siguen creando un “velo” de confusiones donde nadie acaba por tomar decisiones sustanciales de prevención y seguimiento.

Sabemos de mandos policiales preventivos e investigadores que les importa poco y preocupa menos el trasiego del microtráfico, lo ven ajeno a su esfera inmediata de vida pero les reditúa grandes ingresos. Por su parte, el sujeto que distribuye lo hace con plena seguridad que nunca será sancionado y, cuando pierde y es presentado, conoce como “estirar” la ley bajo el entendido del “consumidor habitual” o el “paro” de su jefe policial o empresarial del delito; se cierra el círculo perfecto de impunidad… unos haciendo que previenen, otros que investigan y otros más que distribuyen y consumen.
Por ahora, mientras la clase política y policial se decide a tomar decisiones, la única medida viable y a mediano plazo es la prevención, basada en el núcleo familiar, en la información para el no consumo.

Será, ¿por ello la política de prevención social del delito del actual sexenio?, entonces reconstruyamos el tejido social desde nosotros mismos y de quién nos rodea.
Y a todos aquellos que han protegido por décadas a los grupos de distribución de drogas ilegales, no se admiren de quedar inmersos, en su propio círculo familiar, de conductas violentas y criminales producto del consumo de drogas.

BGC

Presidente

Comentarios  

 
0 # svdsvds 11-08-2019 13:32
Yes, it was for the preparation of a mistake, but the master did not write it wrong.
http://xn--o80bz00bbzcu6f.zxc700.com - 엠카지노
http://xn--c79a67g3zy6dt4w.zxc700.com - 카지노사이트검증
http://xn--299aj0wmjfoqh97o.zxc700.com - 맞고사이트
http://xn--on3b21eb4bmwh91q.zxc700.com - 식보사이트
http://xn--7m2b7ov9poqh97o.zxc700.com - 룰렛사이트
http://xn--oi2b30g3ueowi6mjktg.zxc700.com - 바카라사이트
http://xn--o80b67oh5az7z4wcn0j.zxc700.com - 모바일카지노
http://xn--ok0b65d1w4aujecqm.zxc700.com - 정선카지노후기
http://xn--vf4b27jfzgc8d5ub.zxc700.com - 포커사이트
http://xn--mp2bs6av7jp7brh74w2jv.zxc700.com - 슬롯머신사이트
http://xn--o80b27i69npibp5en0j.zxc700.com - 온라인카지노주소
Responder | Responder con una citación | Citar
 
 
0 # Stanton 05-10-2019 03:51
Yeah, Fb is hit or miss for a lot of bloggers.

My web blog 바카라게임사이트: https://www.gdeb.net
Responder | Responder con una citación | Citar
 
 
0 # Lettie 15-12-2019 01:19
Hi, I do believe this is an excellent website. I
stumbledupon it ;) I may return once again since i have bookmarked it.
Money and freedom is the greatest way to change, may you be rich and continue to guide other people.


Have a look at my page :: Zara: http://toonfl39433.com
Responder | Responder con una citación | Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

 

 

reconocimientos

 

publicaciones

 

Alianzas

 

GRUPO CEMI

 

vISITANOS